Senderismo por las cascadas naturales de Bulgaria

A lo largo y ancho de Europa existen grandes reservas de agua dulce, numerosos ríos y arroyo que a su paso, modelan el paisaje y en muchas ocasiones crean recorridos tortuosos que nos dejan para nuestro deleite cascadas y cataratas de lo más interesantes, tanto para los amantes de la naturaleza como para los amantes de los deportes de aventura, sobre todo para los amantes del senderismo y el trekking, pero también para los amantes de la escalada y el barranquismo, etc.

Uno de los países de Europa donde podemos encontrar más cascadas y algunas de la más bonitas del continente europeo, es en Bulgaria, en plena zona de los Balcanes, al este de Europa. Bulgaria es un país con una baja densidad de población y la mayoría de la población se concentran en la capital, Sofia y un par de ciudades más, el resto de la población se encuentra diseminada en pequeños y medianos pueblos rodeados por la naturaleza. Estas características hacen muy interesante ir visitar Bulgaria para conocer sus encantos naturales. Podremos disfrutar de su inigualable atractivo natural, sus cascadas, sus montañas, sus bosques salvajes y muchos más, y siempre como una experiencia única alejada de los masificados circuitos turísticos tradicionales de Europa occidental.

En cuanto a las cascadas de Bulgaria, algunas además de por su belleza, también pueden ser disfrutadas por los amantes del, senderismo, el trekking, el barranquismo y la escalada, aunque actividades como el barranquismo y la escalada en la mayoría de estas cascadas, conllevan un gran riesgo para cualquier persona con poca experiencia, y solo es recomendable para los amantes de la adrenalina más experimentados, que se pueden permitir practicarlos con unas mínimas condiciones de seguridad.

La primera cascada que mencionaremos es Skakavitsa. Se encuentra ubicada en las montañas de Rila y es una atracción turistica myuy demanda por los senderistas que visitan Bulgaria. Cuenta con una caída de 70 metros de altura. En invierno, dada su altitud, la cascada se congela completamente y solo con el aumento de las temperaturas en primavera se deshiela formando un imponente torrente de agua con la acumulación repentina del agua proveniente de la propia cascada y de los hielos en descongelación de las parte más altas de la montaña.

Sin embargo, esta no es la cascada con el salto de agua más grande del país. La más grande de Bulgaria y de buena parte de Europa oriental, en concreto de toda la península balcánica, es la cascada Raysko Praskalo con sus casi 125 metros de altura con un flujo de agua permanente. Se encuentra ubicada en el Parque Nacional de los Balcanes Centrales. Curiosamente su nombre Bulgaro traducido al español significa algo parecido a Spray celestial.

Por último mencionaremos “El cañón de las cascadas” también conocido como “46 maravillas de los Rodopes” . Su belleza y singularidad radica en tratarse de todo un sistema de cascadas distribuidas de forma continuada en el cañón que forma la garganta del garganta del río Elenska. De las 46 cascadas, la más grande es “Orfeo” con una caida de 70 metros de altura. El recorrido es largo si queremos ver las 46 “maravillas” pero el esfuerzo merece la pena. Si os decidís por el recorrido preparad una excursión para un día completo.

Si habéis encontrado interesante este artículo y queréis conocer más sobre Bulgaria o concretamente sobre sus cascadas, podéis visitar el blog de senderismoeuropa.com , además de mucha información también podréis encontrar información sobre como viajar y como disfrutar de una experiencia inolvidable en este país balcánico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *