¿Estás empezando a planear tu rutina en el gimnasio? ¿Dentro de tus objetivos está la idea de ganar masa muscular? Seguramente hayas escuchado hablar de las famosas proteínas, pero puede que todavía no tengas muy claro de dónde las puedes obtener.

En un principio, puedes fijarte en que la naturaleza es sabia y tiene alimentos para casi todo. Por este motivo, deberías saber que ingerir ciertos alimentos como son los frutos secos entre los que se encuentran las nueces, almendras y pipas de girasol, son muy beneficiosos para la salud. Además de otros alimentos ideales para un desayuno completo como la avena, también rica en otros componentes como potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, cobre, cinc y múltiples vitaminas.

¿Ya estás imaginándote el desayuno protéico? Pues aún puede serlo más si añades las claras de huevo a tu dieta. Sin duda, un ayudante ideal para hacer la digestión más rápida y para ingerir grasas saludables.

Aunque si estás más interesado en ganar peso muscular rápidamente tras tus rutinas de gimnasio, la mejor opción es recurrir a la nutrición deportiva. Por ejemplo, el hecho de consumir un batido de proteínas tras cada entrenamiento te ayudará a conseguir tus metas a la hora de moldear tu cuerpo y figura. Para ello, no hace falta que te gastes mucho dinero y siempre tienes la opción de comprar productos de suplementación deportiva con códigos descuento online.

La marca MyProtein, On, MusclePharm, Cutler o Muscletech son solo algunos ejemplos de la extensa variedad de productos que pueden encontrarse en este campo tan especializado de la nutrición. La forma más cómoda para ingerir estas proteínas será a través de los batidos. ¿Ya los has probado? Y si no es lo que más fácil te resulta tomarte, prueba con la manteca de cacahuete o las barritas energéticas para sentirte en todo momento con fuerzas para entrenar. ¿Preparado?

Después de la rutina de calentamiento antes de un entrenamiento, el estiramiento dota al cuerpo de mayor flexibilidad y menor disposición a las lesiones. Los músculos a estirar serán los grupos principales de músculos que van a ser trabajados durante la sesión de entrenamiento.

Así, por ejemplo, si estás haciendo un entrenamiento del tren inferior, los cuádriceps, los isquiotibiales, los glúteos y las pantorrillas son los músculos que necesitan ser estirados. Estos estiramientos deben realizarse estando de pie y aguantando suavemente entre 8 y 10 segundos. Esto está especialmente indicado para que el ritmo cardíaco no baje demasiado durante este tiempo.

Sin embargo, algunas personas no están de acuerdo con esta práctica, y dicen que con el calentamiento es suficiente y prefieren dejar los estiramientos para el final, después de la sesión de entrenamientos.

Los estiramientos de después del ejercicio y los estiramientos de mantenimiento son tanto o más importantes que estirar antes de la sesión y después del calentamiento. Los principales músculos que se van a trabajar durante la sesión de trabajo son los que necesitan ser estirados.

Estirar los músculos que van a trabajar durante la sesión de ejercicios

Si un grupo muscular ha sufrido continuas contracciones durante el ejercicio principal, los estiramientos deben realizarse para conseguir volver dicho músculo a su longitud normal. Los estiramientos también pueden ayudar a aliviar el dolor potencial. Es bueno que, por ejemplo, después de realizar una sesión en un banco de musculación, se realice un estiramiento de los músculos trabajados durante el entrenamiento.

Un ejercicio de estiramiento de mantenimiento debe tener una duración de 10-15 segundos. Pide a tu entrenador que le prepare una rutina de estiramientos especialmente indicada para ti o visita esta página web con 15 estiramientos recomendados.

Un ejercicio de estiramiento debe tener una duración de entre 10 a 15 segundos

El estiramiento ayuda a:

  • Reducir la tensión muscular y hacer que el cuerpo se sienta más relajado
  • Aumentar el rango de movimiento
  • Reducir la tensión muscular y hacer que el cuerpo se sienta más relajado
  • Aumentar el rango de movimiento
  • Prevenir las lesiones musculares: un músculo fuerte pre-estirado resiste el estrés mejor que un músculo fuerte sin estirar
  • Prevenir sobrecarga de las articulaciones
  • Reducir el riesgo de problemas de espalda
  • Preparar el cuerpo para el ejercicio extenuante
  • Aumento de la “conciencia corporal”
  • Mejorar la circulación
  • En las mujeres, reduce la intensidad de la menstruación dolorosa
  • Aumentar el aprendizaje, la práctica y el desempeño de muchos tipos de movimientos calificados
  • Reducir el dolor muscular

No debe estirarse si:

  • Se ha producido una fractura ósea reciente, esguince o distensión muscular
  • El rango de movimiento es, en cierto modo, limitado
  • La articulación está inflamada o infectada
  • Si se tienen signos de osteoporosis
  • Si se siente dolor cuando se mueve la articulación o el músculo que se estira
  • Si se están sufriendo ciertas enfermedades de la piel o de la sangre