Dolor cervical o cervicalgia

El estrés y la ansiedad son factores que provocan el tan molesto dolor cervical o cervialgia.

Todos nosotros hemos tenido en algún momento de nuestra vida ese dolor agudo insoportable en el cuello y alrededores, teniendo sensación de cansancio, pesadez y rigidez a nivel cervical e incluso pudiéndose manifestar con dolor de cabeza , vértigos y náuseas. Hablamos de la temida cervicalgia o dolor cervical.

El dolor cervical se puede dar por diversos factores, siendo los más comunes las cervicalgias por traumatismo directo (accidentes de tráfico), más comúnmente llamadas síndrome del latigazo cervical, las cervicalgias por sobrecarga o fatiga, que son de tipo muscular, y que también se dan por posiciones mantenidas de flexión del cuello durante largos periodos. ya sea por trabajos sedentarios, horas de estudio, etc. y por último nos encontramos con un dolor cervical que está por desgracia muy de moda en estos tiempos que corren que es la cervicalgia por estrés o ansiedad.

Últimamente se producen gran número de cervicalgias por estrés o ansiedad

Las cervicalgias tienen una sintomatología clara que es el dolor muscular en la región cervical, sobre todo en trapecios , y con frecuencia aparecen contracturas que crean esa sensación tan desagradable. Depende de si hubiese algún compromiso nervioso, es decir, si alguna raíz nerviosa quedase atrapada o pinzada por la propia musculatura o en su defecto alguna protusión o hernia, el dolor se puede manifestar en forma de corriente eléctrica a lo largo del hombro, bajando por el antebrazo y llegando incluso a los dedos , adoptando el nombre de cervicobraquialgia. Este tipo de pacientes refieren también parestesias (hormigueos) en las manos e incluso pérdida de fuerza en ellas.

Los dolores cervicales producidos por la sobrecarga muscular tienen buen pronóstico de tratamiento, otro tema sería si hay hernia de por medio, en cuyo caso deberíamos apoyarnos en el diagnóstico del traumatólogo y en pruebas por imagen.

El tratamiento a seguir en las cervicalgias consiste principalmente en eliminar las contracturas y relajar la musculatura, con termoterapia y medidas analgésicas, pudiendo aplicar técnicas avanzadas como la punción y el vendaje neuromuscular.

Cuando pasa la fase aguda y el dolor cesa poco a poco, es recomendable aplicar estiramientos analíticos y fortalecer la musculatura con isométricos.

Si tiene alguna duda al respecto o necesita más información no dude en ponerse en contacto con un equipo de profesionales cualificados como los de Clinica Concepto M que han redactado el presente artículo.

Generalmente, las roturas musculares se producen por falta de elasticidad muscular, falta de calentamiento o fatiga.

Debido a los malos hábitos adquiridos a la hora de realizar deporte, es frecuente hoy día encontrarnos con pacientes que has sufrido algún tipo de rotura fibrilar, que se producen por diversas causas, siendo las más frecuentes la falta de elasticidad muscular, el no calentar previamente antes del ejercicio, o la fatiga.

La rotura se identifica como un pinchazo agudo en la zona muscular dejando al paciente la sensación de dolor y la incapacidad de poder seguir con el deporte que estaba realizando. Estos síntomas iniciales pueden ir acompañados de hematoma (sangrado) en la zona si la rotura ha alcanzado cierta longitud, para lo cual se aconseja la aplicación de frío local inmediatamente después de que el paciente haya percibido esa sensación de “pinchazo agudo” en la zona muscular.

Podemos distinguir 3 grados de rotura según la gravedad de la misma. llamándolas de primer grado cuando es superficial y poco extensa (micro rotura). segundo grado cuando la lesión tiene cierto alcance y de tercer grado cuando hallamos macro rotura o desinserción. los grados varían de 1 a 3 siendo éstos de menos a mayor gravedad.

En cuanto a la exploración del paciente nos basamos en dos aspectos fundamentales para determinar si ha habido rotura del músculo o no. Estos dos aspectos son las pruebas funcionales y la ecografía músculo-esquelética.

Según el grado de rotura se actuará de una forma u otra para realizar la recuperación del paciente

Es casi evidente que nos enfrentamos a una rotura muscular cuando existe dolor a la presión sobre el músculo afectado, cuando su estiramiento es doloroso y cuando su contracción fibrilar también lo es, pero para obtener una conclusión fiable al cien por cien realizamos una ecografía músculo- esquelética sobre el área afectada para poder valorar el alcance de la lesión.

Según el grado de rotura se actuará de una forma u otra a la hora de realizar la recuperación del paciente, ocupándose de elementos muy importantes como pueden ser el sangrado (hematoma), la localización y la longitud de la rotura.

Los plazos de recuperación de este tipo de lesiones se establecen según al grado pero también tenemos que tener en cuenta el tipo de deporte que se realiza, y seguir una serie de pautas en la recuperación que nos llevarán al éxito en el tratamiento, como es el asegurarse de que la rotura ha cicatrizado correctamente y posteriormente trabajar la fuerza, elasticidad y resistencia del grupo muscular.

No dude en consultar a los especialistas de Clínica Concepto M cualquier tipo de duda que tenga o para ampliar la información.

A pesar de los muchas ventajas que tiene el pádel, no hay que olvidar que también entraña una serie de riesgos, las lesiones del pádel pueden mermar nuestro rendimiento y retirarnos de sus pistas.

Cada vez está más de moda la práctica del pádel en la sociedad, por ser un juego divertido, dinámico y entretenido. Pero el pádel también entraña una serie de riesgos en forma de lesiones que pueden mermar nuestro rendimiento e incluso retirarnos una cierta temporada de sus pistas.

Este deporte tiene ventajas a muchos niveles (mejora de salud, elasticidad, cardiovascular, etc…) pero tiene algún que otro inconveniente en forma de lesiones. Estas lesiones vienen producidas por varios factores, algunos que podemos evitar y otros que no, pero podemos tomar una serie de medidas para reducir su aparición.

cuando jugamos a pádel podemos tomar medidas para reducir la aparición de lesiones

En el pádel hay dos articulaciones que sufren mucho: la articulación del codo y la articulación de la rodilla. Conocerlas te ayudará a evitar las lesiones del pádel.

El codo

La primera a causa del contacto permanente de la pala con la pelota, cuyo impacto crea una vibración que afecta a los tendones, y porque tenemos el brazo en constante tensión con un agarre firme sobre la pala para poder golpear en buenas condiciones. La lesión creada en el codo a causa de la inflamación del mismo se denomina epicondilitis/epitrocleitis, ya sea la afección en la parte interna o externa del codo, y consiste en una inflamación del tendón del mismo.

La rodilla

Esta sufre por los continuos desplazamientos laterales y arrancadas rápidas seguidas de frenadas agresivas en trayectos cortos y en un espacio de tiempo prolongado. Esto, a parte de las habituales sobrecargas musculares, puede afectar a los tendones de la rodilla inflamándolos (tendinitis rotuliana) o creando distensión (esguince ligamento lateral de la rodilla) o incluso rompiendo alguna estructura, cosa menos probable como puede ser el ligamento cruzado anterior.

Evita las lesiones del pádel

Se aconseja una serie de medidas preventivas para intentar evitar ya no solo este tipo de lesiones, sino otras muchas como roturas de fibras, esguinces de tobillo o muñeca, contracturas, etc… Ante todo lo principal es realizar un pequeño calentamiento el cual se componga de un par de minutos de carrera continua, y sobre todo movilizaciones de las articulaciones, incidiendo en el calentamiento de rodillas y codos, incluso nos podemos ayudar con alguna crema térmica (de calor).

Después de la práctica del pádel es conveniente estirar la musculatura durante más o menos 5 minutos para evitar contracturas musculares.

La práctica de running parece no tener límites y mantiene un auge que no parece tener fin y sigue ganando adeptos año tras año

El running sigue corriendo a muy buen ritmo. Es cierto que poca gente auguraba un frenazo brusco, pero ya hace meses que muchos sí esperaban una cierta ralentización del boom. Pero no. Al menos en lo que respecta a los practicantes.

La fiebre del running no cesa

Cada día hay más gente que se apunta a este deporte, que no pierde adeptos ni parece que los vaya a perder a corto y medio plazo Ni siquiera si la crisis se desvanece y la gente vuelve a tener capacidad —y ganas- de gastar en ocio. Este deporte, que hoy por hoy es el que más dinamismo tiene dentro del sector deportivo (considerando que el bike es un mundo aparte) sigue tejiendo poco a poco su red de tiendas, y aunque es cierto que en los últimos meses algunos comercios especializados o han cerrado o lo están pasando mal, la salud de esta red es bastante buena Y en ella viven aprovechando este boom muchas tiendas multideporte.

El running y su potencial

Sobre las virtudes de este deporte poco más se puede decir. Se ha comentado en cientos de ocasiones y a estas alturas todo el mundo sabe cuáles son sus puntos fuertes y cuales han sido las ventajas que le han convertido en el deporte de moda y en un negocio millonario. Salud, bienestar, ponerse en forma, quemar el stress, accesibilidad, un coste relativamente bajo, superación personal.. Seguramente hay tantas razones como corredores. Y lo mejor de todo, al menos para un sector que muchas veces duda del potencial de este deporte a largo plazo, es que las cifras de practicantes aún están a años luz de las que tienen países con condiciones meteorológicas mucho más adversas. La clave, al final, sera ver si ese margen de crecimiento en el que muchos confían es real o sí, por el contrarío, el techo del running es España está más cerca de lo que parece.

Esta duda, que en algún momento han tenido todos los profesionales vinculados al mundo del running, no impide que esta modalidad siga siendo, a día de hoy, la más dinámica en ventas y practicantes y, seguramente, también la más dinámica en aperturas de tiendas especializadas de running. Lógicamente cuanto al comercio, el ritmo se ha frenado -en algunos años fue exagerado-, paro sigue siendo la modalidad que más tirón tienen entre los nuevos aventureros que, en una época tan compleja, se atreven a apostar por el comercio deportivo.